16 nov. 2008

Liviana. Laura Avalos

Estoy tan liviana sin ti. Cuando no estás, no existe arriba, ni abajo.
Todo es un constante zigzagueo

Necesito el peso de tu cuerpo, humanizar lo etéreo. Necesito el peso de tu cuerpo,
Una danza, un diálogo, un enfrentamiento: Genital, gesticular, general, genial…

Hacer crujir mis huesos. Desarticularme sobre tus miedos. Respirarte, gozarte, quererte soñarte

p e r d e r m e

Sólo perdiéndome en ti logro encontrarme.

Este amor espeso, esta muerte siniestra,
No es dolor, ni pequeña agonía.

Aléjame de lo imaginario, de la fragilidad de mi mente.
Róbame unos minutos, mientras yo detengo las horas.

Me gusta lo que eres... al resto le inventare palabras,
Seré suspirogemidogritouniaslenguapiel....
Seré un sin sentido.

Hoy quiero perderme entre la luz de tus rodillas,
Entre el silencio de tu barba de cien años,
Entre tus ojos de abismo tentador,
Entre tus manos de sacacorchos...

Hoy seré una botella en manos de borracho
Para que me tomes, me ames, me bebas...
Y finalmente... me estrelles contra la puerta

2 comentarios:

sr higginson dijo...

que buen texto, me trasladó a la insoportable levedad del ser, muy bueno, fijate que tus textos me parecen muy sensibles en el sentido de que son persivibles con la lectura, me parecen claros y muy descriptivos, me agradan demaciado.

Rodrigo dijo...

apasionado, erotico, entregando el todo por el nada, tan solo con la ansiedad de disfrutar el momento que se puede hacer una eternidad, para despues tan solo perderse en el olvido.
me encanto la metafora de la botella, con licor, para bebersela, tocarla, acariciarla y finalmente me dejaste perplejo al ver que era lanzada al suelo para verla romperse en pedazos. Quiza sea que todo cumple un ciclo.