13 may. 2009

Pensamientos de ultimo minuto. Laura Avalos

Y con las uñas largas
y los pensamientos cortos
y las sonrisas falsas
y el llanto eterno
te cogeré en el viento
para soltarte de nuevo
[ a u r o r a ]



El día es gris, sin una nube en el cielo, perfecto como una mentira bien contada y recibida sin reparo alguno. Hoy no te veré, y aun así llevo la esperanza escrita en mi cuaderno; salgo de la casa para internarme en el frío que inevitablemente me antoja un cigarro y una taza de café, mientras me cuartea la voz hasta silenciarme.

Imagino que todos los días serán iguales de ahora en adelante, pero es solamente intuición, jamás tendría el valor de adivinar el futuro, aunque inconscientemente lo haga.

Esperaba que hoy me miraras en silencio y habláramos un poco... No suelo gritar mientras caigo en un precipicio... eso lo sabes bien, incluso sabes cómo lo he esperado, que "quepas en mí, como el demonio de mi cuerpo" Me he puesto a pensar en todas las palabras que nos hemos dicho, en lo que has agregado a mi vida, en las caricias y besos que hacen falta por darnos, en tu mirada que esconde y desempolva secretos ya olvidados, en mi forma de enfrentar este mundo nuevo por donde me guias con tu mano, tus mentiras, tu sinceridad, tu inteligencia, tu ternura, tu violencia.


Entonces me doy cuenta de que me he enamorado, cómo lo he hecho del acto de escribir para mí, y para nadie mas, me he enamorado sin antecedentes, ni aspiraciones, con un amor seco, descarnado, total y exclusivo. Así acepto mi fragilidad ante este papel blanco, y confieso que amo cada palabra, cada tiempo, que te ha sobrado noche tras noche y que me has dado, en la infantil creencia de que ha sido únicamente a mi.


En tu ausencia me atrevo a decirte que te pienso, que los vacíos de mi vida los vas llenando lentamente con una creencia que va cobrando fuerza, como un fuego que todo lo va consumiendo lentamente. Solo en tu ausencia, me atrevo a decirte que mis manos ya huelen a ti; que no trazo caminos ni hago proyectos a plazos fijos, porque sé que el final de esta caída me llevará tus brazos, junto a tus demonios y miedos, tu cariño y el resto de tu piel.

0 comentarios: